Belleza,Salud

¿Veneno en el esmalte de uñas?

31 Dic , 2017  

¿Veneno en el esmalte de uñas?

Desde hace algunos años, he adoptado un mantra en mi vida que vendría a decir: “que todo lo que te pongas en el cuerpo, puedas comértelo” (sin tener retortijones, claro :D).

Y es que -por suerte- cada vez es más extendida la idea de que la belleza no debe estar reñida con la salud. Por eso, cuando me enteré que mientras me pintaba las uñas, podría estar metiéndole a mi cuerpo serrano una buena dosis de veneno, ¡casi me da algo!.

Que sí. Que sólo nos pintamos las uñas de vez en cuando (bueno, al menos yo, porque se me da muy mal jejejeje), y que las cantidades son muy pequeñas. Pero es que además, súmale maquillaje, perfumes, leches hidratantes… Así que no está de más ser un poco cuidadosos con lo que nos ponemos.

 

¿Pero veneno… veneno?

Sí, sí… el trío tóxico: dibutilftalato (DBP), tolueno y formaldehído. Y es que aunque muchas marcas aseguran no contenerlas en su formulación, la verdad es que sometidas a prueba dan –oh milagro- resultados positivos.

  • El Formaldehído (formaldehyde), un derivado del petróleo muy volátil, actúa como endurecedor del producto al aplicarlo en la uño. Está reconocido como cancerígeno por la OMS, y puede causar problemas en el aparato respiratorio y daños en el tejido pulmonar.
  • El Ftalato de dibutilo (DBP o Dibutyl Phthalate) es usado en plásticos PVC, disolventes y fragancias sintéticas. También se usa como endurecedor y da ese efecto plasticoso. Puede casuar problemas en el aparato reproductor y en el respiratorio.
  • El Tolueno (toluene) da el acabado liso y le proporciona durabilidad al color. Si se inhala produce náuseas, pérdida de memoria, debilidad…

Además del trio tóxico, hay otras sustancias como la Resina formaldehída o tosilamida ((Formaldehyde resin o Tosylamide), también un reconocido cancerigeno, y el Alcanfor (Camphor), que si bien procede del árbol alcanforero, en altas proporciones puede ser tóxico.

 

¿Qué opciones saludables tenemos?

Por suerte  hay algunas marcas que ya han apostado por los esmaltes de uñas “saludables”. Podemos encontrar esmaltes 3FREE (sin el trío tóxico), 4FREE (sin el trío tóxico ni tosilamida) y 5FREE (sin ninguna de las sustancias).

La casa SANTE ofrece una más que aceptable variedad de colores a un precio bastante razonable (10 euros aprox.). Además son Cruelty Free y veganos.

 

Lola Barcelona ofrece también una gran variedad de colores modernos y divertidos, a un precio similar.

Y  Zoya ofrece una increible carta de colores a cual más bonito. También Curelty Free y vegano.

 

 

Conclusión

Si bien pueden resultar un poco caros, creo que vale la pena invertir un poco en estos productos. No ya sólo porque beneficia nuestra salud, también porque implica hacer una elección bastante importante, que es la de vivir de un modo más consciente y saludable.

, , , , ,